¿Qué es #PorOaxaca ?

Tomando en cuenta los desastrosos hechos ocurridos en nuestro país y viendo todo el apoyo que como Mexicanos hemos dado, nos dimos a la tarea de buscar un fondo de ayuda el cual pueda permitir a las comunidades afectadas regresar a sus actividades normales lo antes posible, a través de su trabajo. Este fondo se llama “Una mano para Oaxaca”, y cumple los objetivos y filosofía que buscamos.

“Una mano para Oaxaca” es conformado por un grupo de jóvenes Istmeños radicados en Querétaro, bajo la iniciativa de la reactivación económica en Ixtaltepec, en donde Aurora Toledo Martínez y Marín Villanueva unen esfuerzos y actualmente 8 personas conforman el equipo de trabajo:

Asunción Ixtaltepec:

  • Aurora Toledo Martínez
  • Marín Villanueva
  • Perseida Tenorio
  • Prometeo Tenorio

Juchitán:

  • Patricia Catalán
  • Adia Corres Ernult
  • Alejandra Rosado
  • Quitterie Ducret

Objetivo:

Reconstruir los hornos de pan y comizcales que fueron dañados durante el terremoto para activar la la economía local que permitirá a los interesados la posibilidad de reconstruir sus casas y las de sus familiares sin depender del asistencia del gobierno.

Hasta el momento se tiene el registro de 32 panaderos y cocineros tradicionales, que dan sustento a 4 personas en promedio y dan trabajo a muchas personas directa e indirectamente.

Apoyando a esta causa lograremos:

  • Reactivación de la economía local a través de actividades productivas.
  • Seguridad financiera para las familias de panaderos en Ixtaltepec.
  • Seguridad alimentaria para el pueblo y alrededor del dicho pueblo.
  • Apoyo psicológico y emocional como resultado de un trabajo comunitario que
  • permite darse ánimo y esperanza.

[thb_gap height=”100″]

En esta primera etapa, se necesita recaudar un total de $173,700.00 pesos para la compra del material para la reconstrucción de 30 hornos de pan.

La mano de obra no tiene costo ya que se consigue a través de la participación de vecinos y familiares.

FAQ’s

¿Por qué no se paga la mano de obra?

La mano de obra se consigue a través de tequio con familiares o vecinos. El objetivo de

este proyecto no es “invalidar”†a las familias anulando su participación, por ello la

importancia de involucrarse en la reconstrucción de su horno y hornos vecinos.

¿Dónde se compra el material?

Con proveedores locales, quienes también perdieron sus hornos o fuentes de ingreso, hasta ahora se han logrado activar 2 ladrilleras, por ahora es el cuello de botella además de que las condiciones climatológicas no benefician el secado de los ladrillos.

¿Qué impacto tiene el reactivar la economía?

  • Cultural y gastronómica: se recupera una técnica culinaria con más de 300 años, el pan es uno de los ingredientes principales en la dieta de cualquier Istmeño.
  • Emocional y anímico: hace 3 días cuando visitamos a Marbella, nos dijo que estaba deprimida y se quería morir, porque no tenía cómo trabajar. Con Un horno para Oaxaca, ella misma ayudó a remover los escombros.
  • Económica: una vez se pueda comenzar a producir, los panaderos tendrán

ingresos para mantener a su familia y se recuperarán al menos 60 fuentes de

empleo.

  • Social: el tequio a través de vecinos y voluntarios de comunidades cercanas, está creando lazos de empatía y solidaridad.

 

¿Qué duración tiene el proyecto?

Se estima una primera etapa de 6 meses, para la recuperación de 30 hornos de pan y 20 hornos de comizcal.

Debido a que el tiempo de elaboración de los ladrillos es de 4 días, el tiempo de

construcción de la base es de 1 día para el colado, 1 día para secar y 1 día para rellenar con arena y vidrio para la base. La reconstrucción del horno como tal es de 1 día y medio.

Para el primer ciclo de 8 hornos, se planea entregar todos los materiales en 10 días, contar con una primera producción de pan a finales del mes de septiembre y tener 8 hornos funcionando en su totalidad a mediados de la segunda semana de octubre.

Para replicar el mismo modelo con los 22 hornos restantes se estiman ciclos de 30

días incluyendo la elaboración de los materiales de construcción, la construcción de la base y horno y la primera producción. Este tiempo depende también de las donaciones obtenidas.

Una vez que se logre eficazmente el programa piloto en Ixtaltepec, se procederá a replicar en Juchitán, San mateo del mar y Xadani.

[thb_gap height=”100″]

#fuerzaMéxico #porOaxaca #México #mezcal